El Tequila
La bebida
El tequila es la bebida espirituosa orgullosamente mexicana. Se produce mediante la fermentación y destilación de azúcares de agave, exclusivamente en su variedad Azul Tequilana Weber. El cultivo de esta planta, así como la producción y envasado del tequila, cuentan con una “Denominación de Origen” , promovida por el gobierno mexicano, que protege y garantiza la autenticidad de los productos que ostentan el nombre de “Tequila”.

¿Cómo se produce?

El Agave.
El Agave variedad Azul Tequilana Weber, es la materia prima de la cual surge el tequila. Se cultiva en regiones protegidas de los estados de Jalisco, Guanajuato, Michoacán, Nayarit y Tamaulipas. Los agaves alcanzan su madurez aproximadamente a los 7 años después de ser plantados.

La Jima.
El proceso mediante el cual los “jimadores” cortan las hojas del agave con un instrumento llamado “Coa”, siguiendo el mismo proceso ancestral que se ha transmitido de padres a hijos a través de las generaciones. Una vez cortadas las hojas, se deja al descubierto la “piña” del agave y es extraída de la tierra.

Cocimiento.
Las piñas son colocadas en hornos tradicionales de mampostería o en autoclaves (de acero inoxidable), en donde el vapor a altas temperaturas convierte los carbohidratos del agave en azúcares adecuados para la fermentación. Este proceso puede durar desde 8 hasta 72 horas dependiendo del tipo de horno utilizado.

La Bebida
La Bebida


Molienda.
Las piñas cocidas de agave son colocadas en molinos especialmente fabricados para extraer los jugos del agave, incluyendo toda la riqueza de sus azúcares. En esta etapa se le pueden agregar otros azúcares naturales, cuando el tequila es “Mixto”. Los tequilas 100% de Agave utilizan exclusivamente azúcares de Agave y no pueden contener azúcares de otros tipos.

Fermentación.
Los azúcares naturales son convertidos en alcoholes por medio de la acción natural de las levaduras. En esta etapa se define en gran parte el sabor y características distintivas que tendrá el tequila. La fermentación es un proceso que generalmente se realiza entre 24 y 72 horas.

Destilación.
Para el tequila, se realiza generalmente un doble destilación, en algunos casos llegando hasta una tercera destilación. En la primera, se obtiene tequila con una graduación alcohólica cercana al 20%, la segunda, comúnmente llamada rectificación permite lograr el grado alcohólico deseado. Después de este proceso, se obtiene el tequila blanco, cristalino y transparente.

Maduración.
Se realiza para las variedades de tequila reposado, añejo y extra añejo. El tequila es almacenado en barricas de roble blanco para que adquiera el color y aromas distintivos de la madera. Cada una de las variedades de tequila requiere de un periodo de tiempo en barrica diferente, y estará listo para ser envasado y comercializado.
Nuestro Sabor
Nuestro Sabor
Fabricados con los mejores agaves de nuestros campos, cultivados a su tiempo y mejor momento.
Imagenes y Tradiciones
Imagenes y Tradiciones
Te invitamos a este viaje fotográfico a través de siglos de tradición.